Páginas

viernes, 10 de mayo de 2013

La Judería. Museo sefardí de Granada.

Cuando en el siglo VIII los pueblos musulmanes llegan a Granada encuentran una importante población judía asentada en la orilla izquierda del Darro, conocida como Garnata Al-Yahud. Se tienen noticias de su presencia desde principios del siglo IV.

La judería, de trazado similar al resto del tejido musulmán, estaba situada en el actual barrio del Realejo, se extendía desde la actual Puerta Real a Torres Bermejas y hacia el sudeste hasta la Plaza de Fortuny, teniendo como núcleo central el espacio que hoy ocupa la Plaza del Padre Suárez, en cuyo entorno se encontraba la sinagoga. Formaba parte de la Medina granadina.

Entre los judíos destacó Samuel Ibn Nagrela que ejerció de visir del reino desde 1037 hasta 1056 y bajo cuyo mandato Granada alcanzó un esplendor político, cultural y económico que no se volvería a repetir. El creciente poder de los judíos –intelectualmente muy preparados y poderosos económicamente- empieza a ser visto con recelo por los musulmanes. El 30 de diciembre de 1066 la mayor parte de la comunidad judía fue masacrada, desde entonces los judíos junto con los cristianos serán minoría. A finales de marzo de 1492, los Reyes Católicos firman el Edicto de Expulsión de la comunidad judía, a partir de entonces la comunidad judía abandonará Granada o se habrá convertido al cristianismo.

A pesar de ser una judería importante, todas las destrucciones habidas han hecho que apenas queden restos en Granada del aquel pasado judío. Hoy para rememorar aquella época os propongo una visita al “Museo Sefardí de Granada”. Situado en una bonita casa del Realejo, de patio interior con empedrado granadino y fuente, tiene una sala donde se exhiben una Torá, una menorá, el juego del dreidel, una bandeja auténtica de pesaj, la kipa judía, las copas litúrgicas del shabat. Y el rigor histórico de Gabriel y Beatriz nos va guiando por todo el devenir del pueblo judío en Granada. Así conocí que actualmente en Granada hay una comunidad de alrededor de dos mil judíos, que viven sus tradiciones a puerta cerrada. No hay sinagogas en Granada, ni tampoco Granada pertenece a la red de juderías de España, a pesar del importante pasado. El museo está en evolución, se tiene previsto abrir una nueva sala con biblioteca y muestra sobre personajes históricos de origen judío. Igualmente se realizarán degustaciones de comida hebrea, conferencias, cursos, y también la celebración del shabat.

Os dejo estos enlaces para más información:




http://sefardies.es/




                                                                                                        Fotografía Flavio Sevilla

(Si te gusta el contenido de este blog, suscríbete al mismo por e-mail en la columna de la derecha).
Publicar un comentario